Default Link Web Content Viewer

Actions

descripcion

Actions

El síndrome de burnout es un estado de agotamiento físico, mental y emocional ocasionado por el estrés y la ansiedad que siente una persona por sus funciones y con el ambiente de la empresa donde trabaja.  

Como explica Milena Villamizar Reyes, psicóloga organizacional y jefe del pregrado de Psicología de la Universidad EAFIT, a diferencia de la depresión, esta enfermedad se presenta exclusivamente en el entorno laboral. “Si bien son diferentes, el síndrome de Burnout es un factor de riesgo para la depresión y entre ellos solo hay un paso”, explica. 

Así las cosas, el síndrome de burnout tiene tres características que comprometen la satisfacción personal y profesional, el estado anímico y las relaciones sociales: 

  • Cansancio emocional y físico: es una sensación de agotamiento excesivo, que se incrementa con la falta de motivación, entusiasmo y placer, que impide la adaptación al entorno laboral y el disfrute de las actividades diarias.  
  • Despersonalización: se define como la apatía y la indiferencia con el equipo de trabajo y los propósitos de la compañía.  
  • Falta de realización personal y profesional: es un sentimiento de inseguridad e insatisfacción con las tareas del día a día, que produce inseguridad, bloqueo, e incertidumbre. 

 

Si te identificas con la mayoría de estos aspectos, es posible que estés agotado física y emocionalmente. 

Manifestaciones del síndrome de burnout  

  • Emocionales. Suelen presentarse en forma de irritabilidad, ansiedad, frustración, aburrimiento y dificultades para relacionarse con los compañeros de trabajo. 
  • Psicosomáticas. La frecuencia e intensidad de las emociones repercuten en la salud física, generando fatiga crónica, dolores musculares y de cabeza y afecciones gastrointestinales, que generan una constante sensación de cansancio y enfermedad en el trabajador. 
  • Conductuales. Cuando un trabajador comienza a ausentarse frecuentemente, es distante, llora en su espacio de trabajo y se le dificulta concentrarse, es probable que su conducta sea el reflejo de su desgaste físico y emocional. 

 

¿Cómo prevenir el burnout? 

Los trabajadores y las organizaciones deben articularse y crear estrategias que favorezcan el bienestar personal y colectivo: 

Estrategias personales: 

  • Identifica los factores que te producen estrés y ansiedad para establecer acciones que los mitiguen.  
  • La comunicación asertiva es fundamental para evitar la frustración. Envía alertas tempranas y expresa las dificultades que tienes con tus procesos.  
  • Establece límites entre tu tiempo personal y laboral. Después de cumplir tu jornada, descansa, haz ejercicio y comparte con tu familia. 
  • No olvides las pausas activas, son necesarias para evitar la fatiga física y emocional. 
  • Mantén presentes tus metas personales y profesionales, estas son tu aliciente en el día a día.  

 

Acciones por parte de las organizaciones: 

  • Es necesario gestionar la cultura organizacional para que los valores, creencias y actitudes de los colaboradores estén alineados con ella. 
  • Propiciar espacios para fortalecer las relaciones personales tiene un efecto positivo en el clima laboral y en la salud de los trabajadores. 
  • Es importante articularse con las Administradoras de Riesgos Laborales (ARL) para identificar los factores de riesgo, tanto físicos como emocionales, y trabajar sobre ellos.  

 

El síndrome de burnout o de trabajador quemado es una realidad que puede incrementar el ausentismo, la rotación del personal, las enfermedades laborales e impactar directamente la salud de los colaboradores, por eso, es necesario identificar las señales tempranas y diseñar planes de acción que favorezcan el crecimiento personal y los vínculos afectivos.   

Te invitamos a visitar nuestra sección de Bienestar Personal y Familiar ofrecemos diferentes servicios para mejorar tu salud y la de tus seres queridos.

Web Content Viewer

Actions
Complementary Content
${loading}