Web Content Viewer

El proyecto agroturístico de cooperación internacional ‘Rutas de Siembra’, que busca mitigar el cambio climático con cultivos orgánicos, avanza con una estrategia pedagógica para sensibilizar a las nuevas generaciones del corregimiento de Santa Elena sobre la importancia de conservar el medio ambiente y de apoyar los cultivos de los campesinos de la zona para aumentar el relevo generacional en la agricultura.

Preocupa que en el corregimiento de Santa Elena la fragmentación del territorio ha disminuido notablemente el área de producción agropecuaria y el potencial productivo, según el Plan de Desarrollo Local, que explica que gran cantidad de predios de tradición productiva se dedican actualmente a fincas de recreo, parcelaciones, restaurantes, tiendas, entre otros, y que los agricultores no encuentran incentivos ni mercados para ofrecer sus productos.

Lina Noreña, coordinadora de ‘Rutas de Siembra’ por parte de Comfenalco Antioquia, explica que solo en la vereda Piedras Blancas, la cifra de campesinos productores pasó de 80 a 40, es decir se disminuyó en un 50% en el último año. Por lo que es importante sensibilizar a las nuevas generaciones sobre el cuidado del medio ambiente.

Para mejorar esta cifra, e incentivar el relevo generacional en el campo, el Ayuntamiento de Barcelona, la ONG Antioqueños Unidos en Cataluña por Colombia y Comfenalco Antioquia, impactaron esta zona con una inversión cercana a 500 millones de pesos que beneficia a 25 productores con la mejora de sus parcelas y apoyo a sus emprendimientos hechos desde la tierra.

También te puede interesar:Nueva convocatoria de becas educativas

Este apoyo viene acompañado de ‘Siembra Sano, come Sano’, que ofrece una experiencia pedagógica a estudiantes de instituciones educativas en el Parque ecológico Piedras Blancas, ubicado en el corregimiento de Santa Elena, donde biólogos de Comfenalco Antioquia desarrollan charlas interactivas sobre el suelo, los insectos y su papel en el ecosistema. Igualmente, sensibilizan a los estudiantes sobre los alimentos que nacen de la tierra y la importancia de comer sano.

Esta estrategia ha impactado a 1.012 personas, entre ellos, a 886 niños y niñas de instituciones educativas del corregimiento de Santa Elena y a 126 integrantes de organizaciones ambientales.

Lina agrega que “buscan acercar a los niños y niñas al campo, a la ruralidad, recordarles que los alimentos no salen de una nevera o del stand de un supermercado, que hay personas como nuestros campesinos que custodian los suelos para entregarnos un alimento nutritivo y limpio de fertilizantes y químicos”.

Entre tanto, Lady Johana Franco Gutiérrez, bióloga de Comfenalco Antioquia, afirma que la siembra responsable logra combatir el cambio climático porque contempla medidas como la reforestación en las cuencas de los ríos, lo cual permite que estas tengan continuidad en la producción de agua en condiciones climáticas cambiantes.

Consulta todas nuestras iniciativas y proyectos haciendo clic aquí.

¿Te pareció útil este artículo?

Web Content Viewer
Complementary Content
${loading}