Default Link Web Content Viewer

Actions

descripcion

Actions

En un medio en el que hay tanta prisa y las asignaciones se van acumulando como en un juego de tetris, tener una estrategia que te permita ir depurando las tareas y que haga que tu trabajo fluya es una necesidad.  

No importa el cargo dentro de la empresa, todos necesitan aprender a priorizar y tener claras las tareas más urgentes para darles celeridad. Estas son algunas ideas que puedes implementar en tu día a día y que te harán completar tu lista de pendientes más rápido, dejando tiempo para lo verdaderamente importante: 

  • Clasifica las tareas por su orden de prioridad
    Con toda la información y contexto necesario, establece qué asignaciones del día deben resolverse primero, ya sea porque tienen una fecha límite o porque hacen parte de una cadena en la que tu entregable es un insumo para un proceso posterior. Deja para el día siguiente las tareas que tengan una urgencia baja o que puedan esperar.  
  • Organiza tus insumos para realizar una asignación 
    Hazte esta pregunta: ¿tienes todo lo que necesitas para comenzar con una tarea en específico? Si la respuesta es no, comienza a buscar las fuentes hasta que tengas todo lo necesario para empezar, así no se interrumpirá el flujo de trabajo y terminarás antes.  
  • Ordena tu mente
    Si tienes una preocupación personal trata de resolverla, de ser posible, antes de que inicies tu trabajo. Así mismo, si sientes que tienes dudas sobre la tarea, el momento de resolverlas es al principio de comenzarla.  
  • Limpia tu lugar de trabajo 
    En medio del desorden solo se gesta la desorientación. Ya sea que trabajes desde casa o en una oficina, tu escritorio debe estar lo más despejado posible. Esto también se aplica a la manera como realizas tus actividades, por eso es importante que documentes todos los procedimientos o las actividades para llevar un orden de lo que has hecho y lo que te falta.   
  • Comprométete a cumplir tus tareas   
    Esta es quizá la recomendación más difícil de seguir, porque no siempre se tiene la capacidad de autogestionarse. Asegúrate de tener un esquema que te facilite cumplir con cada una de las tareas. Una idea es brindarte pequeñas recompensas al finalizar un paso dentro de una actividad, por ejemplo, servirte una taza de café, revisar tus redes sociales o dar una pequeña caminata para oxigenarte. 

Se te hacen conocidas estas recomendaciones, ¿verdad? Es porque están inspiradas en las 5s, una práctica de calidad y mejoramiento ideada en Japón a principios de la década de los 70, muy relacionada con el Kaizen

No es una misión imposible, solo es necesario aplicar las tácticas que te permitan entender mejor el proceso que cada tarea requiere para realizarla, y mantener despejados tu puesto de trabajo y tu mente para así mejorar tu productividad. 

Te invitamos a visitar nuestra sección Agencia de Empleo para que conozcas todas los servicios que tenemos disponibles para tu empresa, recuerda que para nosotros es importante brindarte bienestar.

Web Content Viewer

Actions
Complementary Content
${loading}