Default Link Web Content Viewer

Actions

descripcion

Actions

Hoy, los profesionales de gestión humana reconocen la importancia de tener equipos de trabajo resilientes, proactivos y capaces de adaptarse a las condiciones cambiantes del entorno. Los procesos de selección por competencias se convierten en un momento clave para alcanzar este propósito, en tanto que facilitan la elección de personas que, además de cumplir sus funciones, le aportan valor a una organización.  

Como explica Johnny Orejuela Gómez, doctor en Psicología Social del Trabajo y Coordinador de la maestría en Psicología del Trabajo y las Organizaciones de la Universidad EAFIT, “los encargados de estos procesos dejaron de centrarse en los títulos y en los años de experiencia, para enfocarse en el saber hacer flexible y contextualizado”. 

Esta nueva metodología va más allá del qué y se centra en el cómo. Si un candidato ha trabajado bajo presión, lo importante es identificar cómo enfrentaba estas situaciones. “Ahora nos interesa ver que las personas tengan la destreza para asumir sus funciones, porque esto nos permite predecir con mayor certeza su desempeño”, explica el experto.  

La selección por competencias se basa en cuatro aspectos:  

  • Saber: son los conocimientos, habilidades y destrezas técnicas necesarias para cumplir con los objetivos del cargo. 
  • Hacer: es cumplir con las metas propuestas y resolver situaciones retadoras o excepcionales. 
  • Poder: es la posibilidad que tiene un colaborador de aportar valor a una compañía, es decir, las oportunidades y momentos que le permiten poner a disposición el conocimiento y las habilidades.  
  • Deseo: es la motivación y las ganas de dar la milla extra, de ir más allá de lo que el equipo espera.  

 

¿Cuáles son los aportes de la selección por destrezas? 

  • Mejora la productividad y el rendimiento de los equipos. 
  • Conecta a las empresas con profesionales idóneos y destacados. 
  • Supone una menor inversión en la curva de aprendizaje. 
  • Incrementa la motivación, la satisfacción que siente un colaborador con su cargo y el sentido de pertenencia. 
  • Favorece la adaptación a la cultura organizacional. 
  • Propicia el intercambio de conocimientos.  
  • Disminuye la inversión en capacitaciones y formación. 
  • Menor rotación de personal. 
  • Minimiza gastos en el área de contratación y selección. 

 

La selección por competencias permite conocer una dimensión integral de los profesionales, que abarca sus motivaciones, capacidades, habilidades y fortalezas. Esta metodología debe soportarse en un enfoque de gestión humana que incluya el desarrollo personal, la evaluación permanente y un sistema de recompensas acorde con el perfil de cada persona.

Te invitamos a visitar nuestra sección Formación para el Trabajo, allí podrás conocer la oferta de cursos y diplomados, así como talleres de orientación ocupacional que te ayudarán en ese proceso de búsqueda de un nuevo empleo.

Web Content Viewer

Actions
Complementary Content
${loading}