Default Link Web Content Viewer

Actions

descripcion

Actions

Hoy en día son muchas las maneras que existen para cuidar la salud de las mujeres embarazadas, métodos que además son muy sencillos y hasta económicos.

Recordemos que cuidar la salud de la madre durante el embarazo incidirá en que el bebé nazca sano y no presente ningún tipo de complicación.

Por eso, hoy te traemos unas recomendaciones para que fortalezcas tu salud y la de tu hijo. Estos 5 tips pueden ayudarte:

  • Ir al médico. Lo primero que debes hacer es seguir los controles prenatales obstétricos de forma rigurosa, pues en caso de que se encuentre alguna complicación se pueda resolver a tiempo.
  • Comer de manera equilibrada. Podemos destacar el consumo de frutas y verduras bien lavadas, pues este tipo de alimentos son ricos en fibra y vitaminas; lácteos, carnes y pescados. Aunque en el caso de estos últimos es necesario exceptuar algunos como el atún rojo y emperador. Ten cuidado con los antojos, porque pueden generarte sobrepeso a ti y al bebé, recuerda elegir tentempiés saludables, no tomar alimentos crudos como el sushi o poco curados. Evita, en general, dulces y comida con exceso de grasas saturadas.
  • Toma un suplemento de yodo y ácido fólico. Los médicos recomiendan tomar estos medicamentos pues a principios del desarrollo, el ácido fólico ayuda a formar el tubo neural. Además, puede ayudar a prevenir algunos defectos de nacimiento graves del cerebro (anencefalia) y de la columna vertebral (espina bífida) del bebé. Mientras que, en el caso del yodo, es un micronutriente que participa en el desarrollo del sistema nervioso del bebé.
  • Descansa. La salud mental es fundamental y necesitamos estar lo más tranquilas posibles para el nacimiento del bebé. No siempre resulta fácil, sobre todo si ya tenemos hijos, pero hemos de procurar descansar al máximo y mantener el estrés alejado de nuestra vida. Procuremos una buena calidad del sueño, haz ejercicio si el embarazo te lo permite y realiza actividades que te despejen, que te entretengan, pero, sobre todo, que te relajen.
  • Aléjate del tabaco y el alcohol. Está comprobado que fumar durante el embarazo plantea riesgos. Debido a la falta de oxígeno, el feto puede no crecer y su ritmo cardiaco se acelera. El tabaco se relaciona con muchos abortos y muertes de bebés, por lo que ha de evitarse en la medida de lo posible, no solo en la madre, también en el entorno. Por otro lado, el alcohol pasa al torrente sanguíneo del bebé y también le afecta negativamente y si el consumo es habitual pueden darse complicaciones obstétricas e incluso el síndrome alcohólico fetal. Aprópiate de estas recomendaciones, síguelas al pie de la letra y verás que tu embarazo será tranquilo y tu hijo nacerá sano.

 

¿Quieres conocer más sobre temas de salud? Te presentamos algunos aquí.

Web Content Viewer

Actions
Complementary Content
${loading}