Default Link Web Content Viewer

Actions

Web Content Viewer

Actions

Si una empresa cuida de sus empleados, ellos cuidarán al negocio. Con esta máxima justificó Richard Branson, fundador del imperio Virgin Group, la decisión de darles hasta un año de licencia de paternidad a los trabajadores que vayan a tener un hijo. 

La medida dada a conocer a mediados del 2015 hace parte de una nueva serie de estrategias que han puesto en práctica las empresas de todo el mundo para mejorar la productividad, retener y atraer talento.  

Entre las estrategias que han ido tomando fuerza se cuenta el salario emocional, una forma de retribución que le ofrece a los colaboradores un mejor balance entre la vida profesional y personal. Con este se les puede ofrecer horarios flexibles, días libres, espacios de esparcimiento y descuentos. 

Además, con el ingreso de los milennialls al mercado laboral, la presión por tiempo y espacios para su formación y actualización permanente ha crecido al punto de que estos segmentos de edad esperan de las organizaciones oportunidades para su crecimiento profesional.  

A este escenario se le suma el crecimiento de las organizaciones feministas, que han hecho de la igualdad salarial entre los trabajadores hombres y mujeres un tema fundamental para estrechar sus vínculos con las empresas.  

Web Content Viewer

Actions
Complementary Content
${loading}