Web Content Viewer

Por otra parte, tenemos la Navidad rústica. Se caracteriza por ser sostenible, usar colores blancos, dorados, verdes y texturas naturales. Además, adornos hechos a mano, con papeles, telas, tejidos orgánicos, madera u otros elementos que tengamos en casa. Incluso, decoraciones con plantas y flores naturales.

Reutilizar los adornos que tenemos es lo ideal y también se ha convertido en tendencia. Puedes darle un toque distinto modificando colores, texturas, formas, usando tu creatividad.

Por otro lado, encontramos los árboles navideños. Es importante que el árbol sea coherente con el tipo de decoración que elijas para tu hogar. Asimismo, que se acomode al espacio de la casa tanto a lo alto como a lo ancho.

Entre los tipos de árboles encontramos: los naturales, artificiales, nevados, de colores, con luces incorporadas, de madera y conceptuales.

Lo primordial es que la decoración que elijas conecte contigo y con tu familia. Y, antes de empezar, es recomendable limpiar, ordenar tu casa, donar o vender lo elementos que ya no usas. De esta manera la energía fluye y tu hogar estará preparado para recibir la Navidad.

Te invitamos a ver los contenidos que tenemos para ti en nuestra sección Medios comfenalco

¿Te pareció útil este artículo?

Web Content Viewer
Complementary Content
${loading}