Default Link Web Content Viewer

Actions

descripcion

Actions

Sueños cumplidos con tesón  

Desde siempre, las mujeres se han destacado en la política, el arte, el deporte, las empresas, entre otros, en todos los campos del desarrollo humano. Sin embargo, sus logros no han sido fruto de la casualidad o de la suerte.  

Y es que todas las mujeres emprendedoras han tenido que creer y crear. Creer, porque no basta con tener un sueño (y no hay sueños pequeños): hay que creer en él. Y crear, porque los sueños no se transforman en realidad solos: hay que poner manos a la obra.  

Una historia que inspira 

Es el caso de Zuleni Castellanos, una valiente mujer que empezó su negocio haciendo tortas, luego quesillos y actualmente yogur casero para venderlos puerta a puerta en su barrio Versalles, en Manrique Oriental de Medellín.  

Estudió cocina internacional en Comfenalco Antioquia y en el momento se encuentra en busca de un quiosco para formalizar su emprendimiento con las buenas prácticas que aprendió en las clases de la Caja. 

Esta venezolana mira hacia atrás y dice que es otra persona con nuevas esperanzas. Una mujer que tal vez nunca pensó que su sueño se fuera a hacer más grande en la realidad, que su trabajo iba a lograr una mejor calidad de vida para ella misma y su familia.  

Los sueños pueden sorprendernos. Lo importante es dar el primer paso, decidirse. Aunque no sea fácil, aunque para ellos sean necesarias horas de planeación, de observación, y, en la mayoría de los casos, de formación.  

Una mujer emprendedora toma riesgos, confía en sí misma, tiene una buena actitud, aprende a establecer metas realistas con la certeza de cumplirlas, tolera la frustración y está dispuesta a compartir su conocimiento. Probablemente seas una de ellas, así que a emprender… el vuelo.

Web Content Viewer

Actions
Complementary Content
${loading}